Autoestima

La autoestima está relacionada con el bienestar del niño.  Una adecuada autoestima hace que se sientan seguros a la hora de enfrentarse a los retos del día a día. Por el contrario, si esta es baja se sentirán más inseguros, serán pocos sociables… En el caso de una alta autoestima harán que se sientan capaz de todo, pero sin ver los errores que se pueden cometer y lo que se puede mejorar.

En el desarrollo de la autoestima está implicado también el autoconcepto y la autonomía.

Autoconcepto

El autoconcepto se refiere a la imagen que cada persona tiene de si misma formada a través de la interpretación de la propia experiencia y el ambiente. Es decir, es la imagen que el niño se va haciendo de él mismo y va a depender de si percibe que cumple las expectativas de sus padres en un principio, luego en la escuela y el grupo de iguales.

Esta identidad personal es la que permite diferenciarnos de los demás y establecer relaciones interpersonales con ellos.

La autoestima está muy relacionada con lo mencionado anteriormente, ya que es la valoración personal que tiene cada persona sobre sus propias capacidades, aptitudes y características.  Al igual que el autoconcepto, se forma a partir de la interacción del individuo con el medio.

Hay que tener en cuenta que no todas las valoraciones (ya sean negativas o positivas) tienen la misma importancia para el niño. Si esa persona es importante para el niño su opinión tendrá más valor, por lo cual afectara a la percepción que tiene de él mismo.

 

 

Autonomía

La autonomía es la capacidad que tiene el niño para hacer distintas actividades y funciones por él mismo.  Para que adquiera esta capacidad, es muy importante que tenga interés por explorar su entorno y que le permitan hacerlo. Cuando un niño ve que sabe realizar cosas por sí mismo y que las hace bien, hará que se sienta capaz y por lo tanto tendrá una buena autoestima.

Resultado de imagen de autonomía en niños

¿Cómo podemos fomentarla?

  • Usar el refuerzo de los logros, es importante reconocer los logros reales y que sean significativos para el niño. Esto ayudara a procesarlo como un éxito personal.
  • No pedir la perfección de los niños. Los niños necesitan saber que sus padres los aceptaran tal y como son. Esta aceptación ayuda a los niños a sentirse seguros de si mismos, lo que dará lugar a una imagen positiva de si mismo.
  • Dejarles que comentan errores. A sí aprenderán que no pasa nada porque algunas veces no salgan bien las cosas y ayudarles a reflexionar que pueden hacer la próxima vez para que les salga mejor.
  • Estimular a los hijos a que tomen decisiones por sí mismo. Es importante cuando toman una decisión que la cumplan y si no sale como esperaban ayudarles a buscar el porqué.
  • Mostrar confianza en las capacidades de los niños y en sus habilidades para enfrentar y resolver problemas.
  • Utilizar un lenguaje especifico y no general. Habrá muchas veces en que los niños se porten mal o no hagan siempre lo correcto. Esto no los convierte en niños malos y hay que evitar llamarles de esa manera, en su lugar lo adecuado es señalar lo que han hecho mal o lo que deben mejorar.
  • Dar responsabilidad a los niños. Responsabilidades como tareas diarias o semanales que los padres saben que son capaces de realizar y confían en ellos para cumplir con las tareas.
  • Poner exigencias y metas al alcance de los niños, y que estas metas puedan ser alcanzadas con un esfuerzo razonable.
  • Evitar comparaciones. Cada niño tiene distintas habilidades y deben saber que, aunque no todo salga perfecto, no significa que no sepan hacer nada.

 

Resultado de imagen de autoestima

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *