¿Qué es un psicólogo?

El psicólogo es una persona que tiene conocimiento y competencias en el comportamiento de la conducta humana.  Por eso se trabaja desde la corriente cognitivo conductual que tiene como objetivo la identificación de aquellas conductas que generan malestar a la persona. Se tiene en cuenta también la relación que tiene la persona con su contexto. Por todo ello, se tiene en cuenta el aprendizaje y como se mantiene la conducta que se quiere mejorar. No obstante, también se tienen en cuenta la relación que tiene la persona con sus emociones y pensamientos.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

No hay un número de sesiones establecidas, dependerá de la persona y del motivo por el cual acuda a terapia.

Lo recomendable es una vez por semana para que la intervención sea más eficaz y según se vaya avanzando en el caso y consiguiendo objetivos se podrán ir espaciando de manera quincenal.

¿Es la terapia confidencial?

A la hora de trabajar es importante que la otra persona se sienta segura y sepa que tiene un espacio donde puede expresar su malestar sin ser juzgado. Es importante que se conozca qué hay secreto de confidencialidad y que solo se pueda romper en dos ocasiones que es cuando la persona quiere hacerse daño a si misma o a otra persona.

Quiero llevar a mi hijo al psicólogo. ¿Necesito el consentimiento del otro progenitor?

La respuesta a esta pregunta es sí. En la primera sesión ambos progenitores firmarán unos papeles dando el consentimiento de que el hijo acuda a sesión.

Si uno de los progenitores no puede acudir, pero está de acuerdo con escribir un correo también serviría.

En el caso de que uno de los progenitores no esté de acuerdo la terapia no se puede realizar. Al menos que tenga 16 años y sea el mismo niño quien decida acudir.

¿Con quién se trabaja en las sesiones?

En este caso es importante tener en cuenta la edad de la persona que acude a las sesiones.

Hay casos que el hijo puede ser pequeño y se trabajará con los padres mediante pautas. Cuando son algo más mayores se puede trabajar conjuntamente, habrá momentos donde pasen los progenitores y otros donde pase el niño o ambos a la vez.

En otras ocasiones solo se trabajará con la persona que acuda a las sesiones o con su pareja si se cree oportuno y que va a ser la intervención más efectiva.

Siempre se hará lo más adecuado para cada caso y persona.

¿Cuánto duran las sesiones?

Las sesiones tienen 1 hora de duración.